martes, 19 de mayo de 2009

¿No quiere leer o no puede?

Cada vez más,de los profesores y psicólogos infantiles los padres de los niños que leen con dificultad escuchan el extraño y aterrador diagnóstico: «dislexia». El checo Zdenek Mateychek famoso psicólogo cree que es «una deformación de la lectura en el proceso de desarrollo». Pero este problema sólo se encontró a finales del siglo XIX, y explorar y tratar de arreglar este problema empezaron sólo en la mitad del siglo pasado. Esta deformación se convierte en un obstáculo en el aprendizaje del 2% al 10% de los alumnos.

Más claramente dislexia se manifiesta en los niños de 6-8 años de edad, en este período es más fácil encontrar y corregir la dislexia. Los niños predispuestos a la dislexia, no pueden dominar la unión de las sílabas, lectura automatizada de palabras, a menudo entiende mal leído, un vocabulario limitado, especialmente en la designación de conceptos abstractos - tiempo, espacio, etc

Pero no siempre los problemas de la lectura son asociados con la predisposición a la dislexia. Los profesores de primaria a menudo se quejan de la dificultad en la lectura en las clases, por el hecho de que, inicialmente, los niños se encuentran en diferentes fases de preparación, unosniños ya leen con fluidez, mientras que otros sólo aprendieron a unir las sílabas. Los niños que leen rápido se aburren en las clases, molestan a los otros. El niño que lee con dificutad empieza a sentirse avergonzado, y su incapacidad de leer se empeora. Si el profesor se centra en el bienestar de los niños que leen rápido, el niño que lee mal, no entiende y no quiere seguir avanzando y poco a poco pierde interés en el aprendizaje. Al niño traumatizan profundamente las correcciones que leen con fluidez.. Lo mismo sucede con el niño tímido - para el es difícil de leer en voz alta.


Niños de 6-8 años de edad requieren consulta de un especialista, si:

se confunden en el orden de las estaciones del año y los días de semana;

no pueden repetir en el orden correcto a más de tres números, pero a la inversa - más de dos;

no pueden repetir ritmos sencillos

tiene dificultad a la hora de relatar una historia

se orienta con dificultad en trabajos que requieren saber donde esta l lado derecho y el izquierdo

Cómo trabajar en casa con los niños que leen co dificultad:


durante el día dedicar tiempo para leer, cómodo para el niño

cuando el niño está leyendo, es mejor estar cerca para explicar las palabras incomprensibles, pero de forma divertida en este momento, para que él no se siente obligado, ni ofendido

mostrar interés por lo que dice su hijo o hija


no debe comparar los logros del niño con los logros de otros niños, especialmente de sus hermanos y hermanas, - una permanente situación de desventaja en comparación baja su autoestima, refuerza la hostilidad hacia los niños que obtenen mejores resultados.